HURACANES

 

 

HOME TSUNAMI  TORMENTA  AVALANCHA EROSION  SISMO

¿Que es un huracán?

Antes de definirlo, debemos definir lo que es un Ciclón. Un Ciclón es un área de baja presión atmosférica, alrededor de la cual los vientos realizan un movimiento circular; este movimiento es contrario al de las manecillas del reloj en el Hemisferio Norte (En el Hemisferio Sur el movimiento es al revés, es decir, en el sentido de las manecillas del reloj). Es importante destacar la palabra baja presión, ya que en general el viento fluye de las áreas de mayor presión hacia las de menor presión.

Ahora si es posible contestar la pregunta: los huracanes son ciclones tropicales con vientos mayores a 117 kilómetros por hora; son los ciclones tropicales más fuertes de la Tierra y pueden durar hasta dos semanas bajo las condiciones atmosféricas apropiadas.

 

¿Se mueven distinto en el Hemisferio Norte y en el Sur?

Así es. Esto es debido a que las masas de aire involucradas están sujetas a varias fuerzas que determinan su movimiento. Las más importantes son: el Diferencial de presión, la fuerza Coriolis, la fuerza Centrífuga y la Fricción; todas ellas contribuyen en mayor o menor medida a definir el camino que siguen los vientos.

A continuación vamos a comentar las dos primeras fuerzas; y como una de ellas se comporta de manera "diferente" al Norte del Ecuador en relación con el Sur.

El diferencial de Presión: se trata de una fuerza dirigida hacia la región de baja presión y que en cierto sentido se parece a la fuerza que hace circular una corriente eléctrica en un circuito, en dónde la corriente (el viento) circula desde los puntos de mayor voltaje (presión) hacia los de menor voltaje. Esta fuerza es la que pone en movimiento a las masas de aire y permite que actúen las demás fuerzas mencionadas

La fuerza Coriolis: se genera por la rotación de la tierra y de hecho se trata de una fuerza aparente, derivada de dicho movimiento; para entenderla consideremos el siguiente ejemplo:

Supongamos un avión que parte hacia el norte desde algún lugar cercano al Ecuador. Aún antes de partir, el avión posee una cierta velocidad "inicial" derivada de la rotación de la tierra la cual tiende a conservar durante su trayecto debido a la ley de la inercia. Ahora bien, dado que el Ecuador es la línea imaginaria de mayor radio que podemos trazar sobre la superficie de la tierra, los objetos sobre ella o cercanos a ella tienen una mayor velocidad "inicial" que aquellos objetos que se encuentran más al norte donde la línea imaginaria correspondiente (representada por un paralelo) tiene un radio menor.

La razón de esta diferencia de velocidades la podemos entender mejor si observamos lo que pasa sobre un disco que gira: los objetos más cercanos al eje de rotación recorren una menor distancia que los objetos situados sobre el borde, ya que su trayectoria está representada por un círculo de menor radio. Puesto que el giro se efectúa en el mismo tiempo, entonces podemos concluir que la velocidad lineal es menor cerca del centro.

En este sentido, si el piloto no realiza algún tipo de ajuste, corre el peligro de que si intenta viajar en línea recta, su velocidad "inicial" lo llevará a "pasarse", como si hubiera una fuerza que desviara el avión de su camino (la velocidad "inicial" de cualquier aeropuerto del norte es menor). Pues bien, esta fuerza se manifiesta en una desviación a la derecha en el Hemisferio Norte, y hacia la izquierda en el Hemisferio Sur y a ella se hayan sujetos tanto los aviones como los vientos (y en general cualquier objeto). Así pues, la fuerza Coriolis contribuye a determinar el comportamiento diferente de los ciclones y huracanes entre los dos hemisferios de la Tierra.

 

¿Cómo se forma un Huracán?

El Huracán se comporta como una especie de máquina de calor; su energía la obtiene del calor y la humedad del agua; de hecho, en general sólo se forma cuando la temperatura de ésta es mayor a 26.5 grados centígrados, lo que explica el debilitamiento de los huracanes al acercarse a aguas más frías o al entrar en tierra. De manera muy simplificada, el mecanismo que pone en movimiento a los vientos es el siguiente:

El vapor que se desprende del agua asciende a la atmósfera, al hacerlo se va enfriando y se condensa en gotas de agua. Recordando el principio de conservación de la energía comentado en el artículo pasado, debemos preguntarnos: ¿que pasa con la energía calorífica que contenía el vapor de agua?; y la respuesta es que esta energía, conocida como calor latente, es liberada en la atmósfera y produce un calentamiento del aire circundante. La menor densidad del aire caliente provoca una disminución en la presión atmosférica en la superficie del agua (podemos imaginarnos esta presión atmosférica como el peso del aire por unidad de superficie) dando origen al diferencial de presión que comentamos más arriba, el cual provoca la formación de vientos.

¿Hay diferentes tipos de Huracanes?

Digamos que se clasifican en base a una escala conocida como Saffir-Simpson que les otorga un número entre 1 y 5 que se basa en la velocidad de los vientos. De hecho, aún antes de que estos fenómenos se cataloguen como huracanes reciben varias denominaciones diferentes; en la siguiente tabla se mencionan algunas características tanto de la clasificación Saffir-Simpson como de la clasificación "pre-huracán":

 

TIPO

CARACTERÍSTICAS

Depresión Tropical

Grupo de tormentas que se organizan con vientos de hasta 63 KM/hora; se designa como tal cuando aparece una baja presión y hay circulación de viento en el centro del grupo de tormentas.

Tormenta Tropical

Depresión que se intensifica hasta desarrollar vientos de entre 64 a 117 KM/hora. En esta fase es cuando se le asigna un nombre y el movimiento de los vientos se hace más circular.

Huracán

Con la baja de presión continua, la tormenta tropical se convierte en Huracán con vientos de 118 KM/hora.

1

Vientos de entre 118 y 153 KM/hora

2

Vientos de entre 154 y 177 KM/hora

3 (*)

Vientos de entre 178 y 209 KM/hora

4 (*)

Vientos de entre 210 y 249 KM/hora

5 (*)

Vientos de más de 249 KM/hora

(*) Estos tipos son los más peligrosos.

 

¿Quién les asigna los nombres propios con los que se identifican?

Cuando una Depresión Tropical se convierte en Tormenta Tropical, se le asigna un nombre propio de una lista elaborada por el Centro de Predicción Tropical de los Estados Unidos; esta lista se elabora únicamente para los fenómenos ubicados en el Océano Pacífico Oriental y el Océano Atlántico, ya que en otras regiones del mundo las tormentas tipo huracán reciben otro tipo de denominaciones (en las Filipinas, por ejemplo, se les conoce como Tifones).

Las listas (una para el Atlántico y otra para el Pacífico), se elaboran en forma alfabética y se alternan en ella los nombres masculinos y femeninos. Para el año 2001 algunos de los nombres que serían usados son: Adolfo, Bárbara, Cosme, Dalila, Kiko, Lorena, Manuel (Océano Pacífico), Félix, Gabriela, Humberto, Lorenzo, Pablo (Océano Atlántico).